Posteado por: Pascual Paricio | Sábado, 26 septiembre, 2009

El Barranco de la Maimona


P9260007 P9260041 P9260053P9260069
En la 1ª fotografía y de izquierda a derecha aparecen:
Alfonso, Jesus, Luis María, Luis y Pascual

En la 3ª fotografía y de izquierda a derecha aparecen:
Jopi y Lupo

Distancia de Valencia: 90 km.
Duración: 3 horas y tres cuartos con descansos.
Recorrido: 10,5 km.
Dificultad: Facil.

Las fotografías las podéis ver en el siguiente enlace:
https://goo.gl/photos/WccaYzQTanAYbjkM6
——————————————————————–
——————————————————————–—–
Asistentes: Luis, Alfonso, Jesús, Luis María y Pascual.

Parece que esta nueva temporada senderista promete. Ha habido dos nuevas incorporaciones, Jesús y Luis María, y puede que haya alguna más.
Bueno también voy a mencionar a Jopi y a Lupo, pero esos son de otra especie.

No me encontraba yo en mi mejor forma física después de haber superado recientemente, no sé si una gripe A, gripe B, o resfriado C, pero como ya estaba planeada la excursión y había mucha ilusión por parte del personal decidí mantener la convocatoria y seguir con el plan previsto.
Creo que alguno de los convocados estaba algo acojonado con mis toses. Espero no haberos contagiado enfermedad alguna…

El lugar elegido para ir acostumbrando el body, al esfuerzo, fue el Barranco de la Maimona en Montanejos.
Luis ya me había comentado, tiempo atrás que era un lugar espectacular que no debíamos perdernos, y yo por mi parte también tenía referencias de otros grupos senderistas, Simón Corresendas y RocaCoscollá, de las excelencias del paisaje.

A las 08:00 horas estábamos todos, como un clavo, en el lugar de reunión. Así da gusto; vaya puntualidad.
A las 09:10 horas tomábamos café a la entrada de Montanejos, en el Mesón Ovidio, y a las 09:30 horas, según el horario previsto, iniciábamos el recorrido.

Es una excursión circular que rodea el Barranco de la Maimona por todo el alto.
El punto de partida son unas escaleras que hay al lado del Barranco, antes de cruzar el puente.
Al principio ha habido un pequeño desconcierto, pues, nada más subir las escaleras, no encontrábamos las señales, eso ha durado cinco minutos y 300 metros de búsqueda.
Bueno, pues ya estaba Jesús haciendo gestos, de sorna, con la cabeza. Le he dicho con bastante seriedad que yo nunca he hecho la ruta y por lo tanto desconozco el camino a seguir, pero como lo veo tan sobrado que nos guie, él, en la dirección correcta. Como suele ocurrir en estos casos se ha callado y se ha dado cuenta de su error.
Hay algunos que se creen que hacer una ruta senderista es como subir al Bus Turístico ese que recorre la ciudad de Valencia. Pues no; toda excursión tiene cierta dosis de aventura y de investigación y no siempre se acierta con el itinerario adecuado salvo que hayas hecho la excursión varias veces. Y en ocasiones ni aún así.

Alfonso con su buen olfato ha visto las señales y a partir de ahí no ha habido problema alguno, bueno casi….; a continuación relato lo sucedido.

La primera parte del recorrido es un pronunciado ascenso por una senda entre pinos, que sigue las señales del GR, PR y SL juntas, y que en constantes lazadas nos lleva al punto más alto de todo el itinerario. Las vistas del pueblo de Montanejos, allá al fondo, son impresionantes.
En un recodo, Jesús se ha parado a hacer unas fotos del paisaje y el resto hemos continuado andando. Cómo veíamos que no venía, hemos hecho un alto para esperarle. Como seguía sin aparecer, Luis María ha descendido en su busca. Pasados unos minutos vuelve diciendo que no lo encuentra. Luis María y yo desandamos un tramo para ver si en algún cruce se ha despistado y ha cogido un camino erróneo. Efectivamente eso es lo que ha sucedido, pues al llegar a un desvío y gritar su nombre lo vemos venir hacia nosotros.
Nos reunimos con el resto y proseguimos la marcha.
Una vez llegado a lo alto del Barranco empezamos a caminar por un senderillo asomado al mismo. Es un tramo de una belleza salvaje y muy espectacular.
En ciertos momentos, y debido a lo abrupto del paisaje, me ha parecido que estaba caminando por la Faja de Pelay en el Valle de Ordesa; salvando las distancias.
Hemos visto varios madroños y hemos degustado sus frutos

A partir de ese punto lo que hacemos es ir descendiendo suavemente hasta el cauce del Barranco

El almuerzo lo tomamos a las 11:05 horas, al llegar a una bifurcación, al pie de unas señales del PR.
Jesús ha traído chorizo de León, exquisito, y nos ha preparado unos bocadillines para todos, yo pongo el postre y los frutos secos, Luis el agua y Luis María las galletas. Hemos tomado un almuercillo bastante decente.
Habrá que ir pensando en adquirir una bota de vino para regar con algo más que agua esos descansos.

Tras un buen rato de descanso continuamos con la excursión, por la pista de la derecha, siguiendo las señales del PR y SL, el GR continuaba por la pista de la izquierda.
Un poco más abajo abandonamos el PR y nos desviamos a la derecha por el SL-Ruta de la Bojera, que en pronunciado descenso nos lleva hasta el cauce del Barranco de la Maimona. Son las 12:00 horas cuando lo alcanzamos
El rio tiene algo de agua, aunque se puede vadear sin problemas pero con precaución, ya que las rocas están muy resbaladizas.
Pasamos al otro lado del Barranco e iniciamos el ascenso por el sendero de la Bojera.
Unos dos kilómetros más allá y en las proximidades del desvío a la Cueva Negra, vemos al fondo La Fuente de los Baños, maravilloso lugar, hacia el que nos dirigimos.
Abandonamos este sendero por un senderillo a mano izquierda que en fuerte descenso nos lleva a la carretera, que tomamos a la derecha. A unos 500 metros vemos el desvío, a mano izquierda, de los Baños. Son las 13:15 horas cuando alcanzamos nuestro destino.
En total han sido tres horas y tres cuartos de duración con descansos, y almuerzo y un recorrido de unos 10,5 km

Hacemos un descanso y aprovechamos para mojarnos los pies en las aguas termales. Es un rincón paradisiaco que merece la pena conocer. Nos comentan que la temperatura del agua es de 25º C todo el año.

Después del remojón seguimos el sendero, que va pegado al rio, hasta llegar al Barranco de la Maimona, donde damos por finalizada la excursión; son las 14:00 horas

El Restaurante:
La comida la hemos hecho en el Hotel Rosaleda de Montanejos.
Menú de 15 euros compuesto por:
De primero:
• Olla de pueblo
• Sopa cubierta
De segundo:
• Conejo a la Montañesa
• Caballa en escabeche
• Solomillo de cerdo relleno de frutos secos
De postre.
• Arroz con leche (más bien leche con arroz)
• Flan casero

La atención es correcta, pero nada más. Una verdadera lástima, pues esperábamos algo más de ese lugar. Ha sido una de las comidas más pobres que hemos tomado últimamente y desde luego nada económica.
Al menos han tenido el detalle, previa petición, de invitarnos a unos orujos.

Nos vamos un poco decepcionados, sin entonar nuestros canticos de guerra.

Pascual

P.D.: Cuando estaba finalizando está crónica, he recibido un mensaje de Pepe diciendo que contemos con él para futuras caminatas.
Buena noticia, empezamos bien la temporada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: