Posteado por: Pascual Paricio | Sábado, 4 abril, 2009

Villalonga – Pico de la Safor


p4040003 p4040064 p4040071 p4040085
En la 2ª fotografía y de izquierda a derecha aparecen:
Pascual y Luis.

Distancia de Valencia: 80 km
Duración de la excursión: 5 horas y tres cuartos, con descansos
Recorrido: 14,5 km.
Dificultad: Muy Alta

Las fotografías las podéis ver en el siguiente enlace:
https://goo.gl/photos/XJ3FEtAX96vudLMS9
————————————————————–
————————————————————–
Asistentes: Luis y Pascual

En vista de que ni Alfonso ni Pepe podian venir y dado su interes en hacer la ruta del Forat de Bernia, decidimos cambiar la excursion prevista a ese espectacular paraje, por la del Circo de la Safor.
Vamos a realizar el recorrido desde Villalonga y de esta forma completar lo que no pudimos hacer, debido a la lluvia, dos excursiones atrás.
Con esta ruta doy por concluido el períplo de la Safor.

Cómo ibamos solos Luis y yo y ambos tenemos una buena forma fisica, decidimos darnos un “tute” y ¡vaya si nos lo dimos!. Paso a relatar lo acontecido.

A las 07:30 horas saliamos de Valencia hacia Villalonga, donde arribamos a las 08:45 horas, tomamos café en el primer bar que vimos abierto. Allí un lugareño nos contó que la palabra Safor venia del “arabe y quería decir se afonó”; cito textualmente. También nos comentó que en Beniarrés había un “puerto de mar” porque se habian encontrado por la zona “pechinas”…
La verdad es que nos dejó muy sorprendidos semejante “revelación”. Nos despedimos amablemente de él y y nos dirigimos hacia la cantera que hay al pie del Circo de la Safor donde aparcamos el vehiculo.

A las 09:20 horas empezamos a caminar. Estaba nublado pero la temperatura era la idónea para un día de senderismo. No nos imaginabamos lo que nos iba a suceder.
Había muchos ciclistas de MTB por la zona y tambien un grupo senderista de Elche, compuesto por 6 personas, que empezaron a caminar un poco antes que nosotros.
A un kilometro y medio del inicio vemos que el grupo de Elche se desvía a mano izquierda, por una senda con escalones, hacia el Refugio de la Safor. Aunque nuestra idea era haber seguido la pista, decidimos ir tras ellos, ya que había leido por Internet que desde el Refugio salía una senda que ascendia por el barranco hasta las inmediaciones de la Finestra de la Safor. Cómo nos habiamos propuesto hacer un esfuerzo, pensamos que por ese desvío lo lograriamos.

El grupo de Elche hizo un alto en el Refugio, y nosotros, despues de saludarlos, los pasamos y tomamos una senda que hay en la parte trasera y que se dirige hacia el barranco. La senda, al principio, esta muy bien marcada, pero según empieza a tomar altura se va difuminando hasta desaparecer.
Nuestra única referencia era La Finestra, y hacia ella nos dirigiamos con más pena que gloria, ya que al desaparecer la senda nos obligaba a continuar campo a traves a veces por una pedrera y otras pisando las enormes aliagas, hacia la pared rocosa. El ascenso era bastante lento y penoso, ya que cada dos pasos teniamos que retroceder ya que las aliagas y la maleza nos impedía avanzar. El desnivel ni lo cuento para no asustar al posible lector, a veces teniamos casi que avanzar apoyados con las manos.
Al mirar hacia atrás veiamos que el grupo ilicitano nos seguía y yo no dejaba de pensar que, al igual que nosotros, no sabían donde se habian metido.
Un poco antes de alcanzar la base de la pared rocosa, nos alcanzan tres de ellos; el resto iban más rezagados.

Tras un gran esfuerzo y bastante sufrimiento, al fín, conseguimos superar la barrera rocosa y enlazar con el sendero PR por el que teniamos que haber ido, de haber seguido la ruta prevista. Los tres de Elche se quedan a esperar a sus compañeros y Luis y yo avanzamos hasta la Finestra, que se encuentra a 100 metros, donde hacemos un alto para descansar y recuperar fuerzas. Son las 11:15 horas.
Yo iba con los brazos llenos de pinchos y arañazos, pues he subido con manga corta. Luis iba algo más protegido y no ha tenido ese inconveniente.
Al rato aparece el grupo de Elche y vemos que los tres rezagados iban echando “pestes” por la dureza del ascenso. Por sus comentarios, se veia que no tenian mucha experiencia senderista y se les había hecho durisima la subida. “A nosotros tambien”, les decimos, sin que eso les sirva de consuelo.

Nos hacemos las fotos de rigor y continuamos, pues aun no hemos llegado a nuestro objetivo; adelantamos otra vez al grupo.
El tramo hasta la nevera es un continuo sube y baja por una senda “incrustada” entre carrascas, yo ya empiezo a tener los brazos muy doloridos y se me hace incomodo tanto roce con las ramas.
Al fin divisamos la nevera y por encima de ella el Pico de la Safor, ya queda muy poco para alcanzar nuestra meta.
Debido al año tan lluvioso que hemos tenido, los alrededores de la nevera son una pradera verde, precioso paraje.
Ascendemos hasta el Pico de la Safor e inmortalizamos el momento; son las 12:15 horas.
Lastima de día, pues sigue nublado y la bruma nos impide una visión nitida de los alrededores. Pese a este inconveniente, agradacemos que no haya hecho sol, ya que el ascenso por el barranco se nos habría hecho muy, muy pesado.

Tras un breve descanso, iniciamos el regreso, ya que ya es algo tarde.
Pensabamos que la vuelta iba a ser coser y cantar, nada más lejos de la realidad. Despues de volver a pasar por la Finestra y hasta alcanzar la pista de cemento, que se ve al fondo, se inicia un vertiginoso descenso. Hay alrededor de 400 metros de desnivel en una distancia no mayor de 1,5 kilometros. Pese a que ha empezado a salir el sol, el terreno rocoso está muy resbaladizo por lo que hay que caminar con mucha precaución. Ademas seguimos caminando entre carrascas por una senda (mas que senda son escalones altisimos, en algunos tramos) muy estrecha e incomoda.
A mitad de descenso, me resbalo y echo un ovillo caigo entre las aliagas, lo que me faltaba… 😥
He tenido mucha suerte ya que me he agarrado a un pimpollo (pino joven) y no he salido rodando por la ladera, pero he terminado lleno de pinchas.
Seguimos sin mas problemas, hasta alcanzar la pista cementada que cogemos a mano derecha.

Menudo respiro, ya que empezabamos a estar algo cansados de tan vertiginoso descenso.
Nos imaginabamos que a partir de aqui sería un paseo, pero aun nos aguardaba una pequeña sorpresa.
Nos dirigimos hacia la casa de L’Isidret, una vez la pasamos seguimos una senda que a mano derecha nos lleva en un fuerte descenso, otro más, hacia el barranco del Salt. A la izquierda observamos la impresionante cascada de agua de la Font de la Mata.
En este tramo es Luis el que da con sus huesos en el suelo, esta vez sobre la dura roca.
Ya sin mas sobresaltos alcanzamos la Via Verde del Serpis que cogemos a mano derecha. El río está a rebosar.

Tras atravesar dos tuneles, en el segundo hemos tenido que echar mano de la linterna, llegamos al coche. Son las 15:05 horas.
En total, con descansos han sido 5 horas y 45 minutos.

Puedo decir que esta ruta no tiene nada que envidiar a muchas excursiones pirenaicas, tanto en grado de dificultad como en paisajes. Es sencillamente, impresionante.

Hemos comido en Ador en el Restaurante L’Estable.
Sus propietarios Patxi y Rosa se han portado estupendamente con nosotros. No había menu del día, al ser sábado, pero hablando con Patxi hemos resuelto el inconveniente
Nos ha puesto un plato combinado a cada uno, compuesto de un huevo frito, 2 chuletas de ternera, pimientos fritos, patatas fritas y una chistorra.
En el centro una generosa ensalada
Bebidas y cafes
Todo ello por un precio muy razonable…

Despues de comer, Patxi, que tiene ascendencia vasca, nos ha invitado a unos orujos, por supuesto blancos, y hemos estado en agradable conversacion durante la sobremesa.
Nos despedimos del matrimonio y les agradecemos su atención, y regresamos a casa.
Lugar, pero que muy, muy recomendable para comer si alguno pasa por las inmediaciones.

Y como siempre, bien está lo que bien termina.

Pascual

Anuncios

Responses

  1. Ayer hicimos esta ruta porque la vi en una web. No ponía ni el nivel de dificultad. Creo que estamos vivos de milagro. Si la ruta os ha parecido dura ni te cuento la nuestra. Lo primero, decir que no tenemos buena forma física y hacemos senderismo muy ocasional. Empezamos la ruta desde las piscinas de Lorcha y ascendemos por la fuente del olbits hacia la cima de la Safor, también había niebla y casi no se veían las indicaciones (eso sí, precioso). Después bajamos por la ruta que narras hasta la pista forestal. De ahí a la Font de la Sequera y bajada al río Serpis (otra vez entre matorrales). Seguimos la senda del tren hasta el castillo y toda la carretera hasta las piscinas de nuevo. La salida fue a las 10 de la mañana y llegamos a las 22 horas al coche. La comida apenas duró media hora y los descansos no pasaban de los 5 minutos. Me gustaría encontrarme con el que diseñó esta ruta para partirle la cara, jeje. Encima estamos quemados(a pesar de la protección), magullados y no nos podemos poner en pie. Gracias por especificar vosotros lo de la buena forma física, ojalá os hubiera leído antes.

    • Siento mucho lo que os ha sucedido. Espero que os sirva como experiencia para futuras excursiones.
      En lo referente al comentario: “Me gustaría encontrarme con el que diseñó esta ruta para partirle la cara, jeje.”, no os voy a dar la razón ya que es vuestra responsabilidad informaros con antelación de las dificultades de la ruta a realizar, previsión meteorológica, así como de llevar el equipo adecuado, planos y brújula, etc.
      Muchas veces, yo diría que la mayoría de ellas, los que tenemos blogs o páginas web donde describimos las rutas, lo hacemos a titulo meramente informativo y con la ilusión por mostrar a los demás lo que hemos realizado.
      Unos somos más detallistas que otros, pero la responsabilidad sobre la ruta a realizar es de cada uno de los que la acometen, por lo que deben informarse previamente de los riesgos que pueden correr.
      Cosa bien distinta son las publicaciones, llámese libros u otros medios, que al percibir un ingreso por la venta de las mismas, sí que deben de dar todos los consejos pertinentes.

      Animo y no os vengáis abajo.

      Un saludo

      Pascual

  2. saludos compañeros,
    yo soy de Villalonga, y es cierto que habia una senda por el interior del barranco, pero las menos complicadas son por la parte posterior de la montaña como bien decis. pero se os olvida una tercera senda, sin duda mucho mas sencilla que baja desde la nevera hasta la “font dels olbits” a la que se accede desde la pista a la que vosotros bajasteis de la finestra, pero hacia el sentido contrario.

    • Hola Sergio.
      No, no se nos olvida, lo que sucede es que la ruta “Lorcha – Fonts dels Olbits” la hicimos unas semanas antes y queriamos hacer una ruta distinta para completar el Circo de la Safor desde diferentes perspectivas.

      Un saludo

      Pascual

  3. Hola Jordi:
    Si, hicimos la subida por el interior del circo de la Safor. Teniamos información precisa del itinerario correcto, pero decidimos ir un poco a la aventura.

    Pascual

  4. Buscando una ruta he encontrado tu comentario. En principio creo deducir, por lo que leo, que la subida se hizo por el interior del circo de la Safor. Si fue así el camino es el equivocado.

    Se puede subir por la pista forestal andando (o incluso con el coche bastante rato) hasta llegar a la parte trasera de la montaña (entendiendo el circo como la delantera). En el momento en que los riscos, 38°52’14.99″N, 0°15’41.00″O, según google earth, se ven por detrás y arriba se asciende hacia ellos y después se sigue la senda que los sigue hasta llegar a la finestra y a la nevera.

    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: