Posteado por: Pascual Paricio | Sábado, 8 noviembre, 2008

Camí d’Arminyá


pb080005 pb080018 pb080053
En la 1ª fotografía y de izquierda a derecha aparecen:
Luis y Pascual

Distancia de Valencia: 105 km.
Duración de la excursión: 5 horas y cuarto, con descansos.
Recorrido: 16 km.
Dificultad: Media.

Las fotografías las podéis ver en el siguiente enlace:
https://goo.gl/photos/Z8dexCZWBTYzuLcP7

Asistentes: Luis, y Pascual.

A las  07:15 horas del sábado 08 de noviembre, salimos de Valencia. La parada a tomar café la hemos hecho, a las 08:30 horas, en el bar La Perla de Lucena del Cid. Alrededor de las 9:10 horas teníamos el coche aparcado en el Más de Llorens, lugar de inicio de nuestro recorrido.

Para hacer está excursión, hemos seguido las indicaciones descritas en el libro de Esteban Cuellar “Caminando por la Comunidad Valenciana 5 – Los montes de Peñagolosa”. Aunque pueda parecer lo contrario, no estoy haciendo publicidad del libro, pero sí que me gusta reconocer la labor de aquellas personas que como Esteban, al que no conozco personalmente, están haciendo por el senderismo en la Comunidad Valenciana; y además que hemos hecho está ruta gracias a él pues no conocíamos está zona.

Aunque había llovido la noche anterior, la mañana era esplendida y había un sol radiante. Nada hacía presagiar que a mitad de la jornada nos íbamos a mojar.

Luis, después de unos meses  en barbecho se encontraba con muchas ganas de andar.
El inicio de la excursión discurre por una pista encajonada entre montañas y pegada al cauce del rio Lucena. El paisaje es muy bonito y el rio está a rebosar, se nota que el otoño está siendo muy lluvioso.
Luis me comenta que ya que no pudo venir  a la jornada micológica del día 18  de octubre, le gustaría coger algunos rebollones, Lactarius deliciosus. Como el paisaje está lleno de pinos, le indico que con un poco de suerte algunos pueden caer.

A un kilometro y medio del inicio, pasamos por la segunda masía que nos cruzaremos en esta ruta; es el Más de Galapo.
El recorrido hasta el nacimiento del rio Lucena es muy cómodo ya que discurre por una pista forestal  con apenas desnivel.  A partir de este punto se inicia un ligero repecho hasta llegar al kilometro 5 del recorrido, donde abandonamos la pista forestal y cogemos un bonito sendero, a mano izquierda, que en un fuerte ascenso, 300 metros de desnivel en apenas dos kilómetros, nos  lleva al Mas de Arminyá. Al inicio de este sendero es donde hemos encontrado 8 ó 10 rebollones, de lo cual Luis se ha alegrado enormemente.  Posteriormente, en uno de los altos que hemos hecho, se le han olvidado…, lastima.
Pegados a la masía hacemos un alto para almorzar y disfrutar del esplendido paisaje que desde está altura se divisa. Es en este punto donde el tiempo empieza a cambiar, y lo que era un día soleado comienza a transformarse en otro nublado y amenazante de lluvia.
Tras el descanso, iniciamos un ligero descenso por una senda que nace en  los bancales posteriores de la masía y tras atravesar un barranco, iniciamos un suave ascenso hasta el Más de Vinde, un poco más allá alcanzamos el Más de Bermús. En este punto nos sorprende una ligera llovizna que nos ha acompañado hasta el pozo de la Masía de Olaria y que nos ha empapado.

Seguimos en suave ascenso, pasando por el Más de la Canaleta con su fuente, después por el Más de Olaria con su pozo y un poco más  allá iniciamos el descenso que nos llevará hasta el Mas de la Costa. En este punto tiene un albergue el Centro Excursionista de Valencia.
A espaldas de este albergue y junto a un pozo nace una senda que en suave descenso nos lleva hasta una pista de hormigón que tomaremos a mano izquierda y tras un fuerte descenso nos lleva al mas de Llorens, cerrando este bonito circuito.
Aquí hay que hacer una observación, según Esteban Cuellar a unos 2,5 km desde que tomamos está pista de hormigón hay que desviarse por un senda a mano izquierda, tras rebasar una pista forestal que nace también a mano izquierda. Hemos tenido en este punto algunas dudas y nos hemos desviado un poco del recorrido, afortunadamente tras un ratito dando vueltas hemos encontrado el camino correcto. Creo que no está bien descrita esta parte en el libro, es una lástima pues hasta ese momento todo ha ido sobre ruedas.

Hay que ver la cantidad de masías que hemos atravesado en esta excursión, yo la bautizaría como la Ruta de las Masías.
Comiendo nos han comentado que a principios de siglo había más población de Lucena viviendo en las masías que en el casco urbano. Desde luego no me sorprende.

Como resumen, decir que pese a la lluvia ha sido una bonita excursión, que discurre por unos espectaculares parajes que nos han sorprendido gratamente a Luis y a mí. Las vistas son impresionantes. Una estupenda excursión.

La comida ha sido en el Restaurante del Hotel Lucena, en Lucena del Cid.

De primero lentejas, de segundo solomillo con salsa de champiñones, ensalada en el centro, de postre cuajada con miel, café y chupito de orujo (esto último invitación de la casa) por 17 euros (incluida una cerveza que nos hemos tomado nada más llegar).
Buena calidad, buen precio y trato correcto por el parte del hijo del propietario del establecimiento.

Por cierto solo estábamos comiendo en dos mesas, con lo que la tranquilidad se ha agradecido.

Pascual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: